El Madrid salva la cara, Zidane el puesto

Un gol de Kroos regala al Madrid la esperanza de clasificarse, y a Zidane más tiempo para trabajar

Galatasaray, 0: Muslera (7); Mariano (5); Luyindama (5); Marcao (6); Nagatomo (6); Donk (5) (Feghouli (5), min 45); Seri (4) (Mor (6), min 77); Nzonzi (5); Babel (6,5); Andone (6,5) y Belhanda (5,5) (Bayram (5), min 67).

Real Madrid, 1: Courtois (6,5), Carvajal (6), Ramos (5,5), Varane (5,5), Marcelo (5,5); Casemiro (5,5); Kroos (7); Valverde (5) (James (s/c), min 79); Rodrygo (4,5)(Jovic (s/c) min 82); Benzema (6,5) y Hazard (7) (Vinicius (s/c), min 79).

Gol: Kroos, min 18

Es difícil decir si Zizou se siente tranquilo ahora, pero lo que es cierto es que esta noche va a dormir mejor que la pasada. El hecho de que el Madrid le haya ganado al Galatasaray no debería ser una noticia, pero hoy lo es. Y no importa que no haya sido un gran partido de los blancos. Lo suficiente era ganar. Eso hicieron, y Zidane agradece.

Fatih Terim, quien no podía contar con el lesionado Falcao, alineó un 4-4-2 asimétrico, en el que el volante izquierdo Babel se acercaba más a la pareja delantera que su colega Donk (sostituido en el entretiempo por Feghouli). Zinedine Zidane quiso jugarse su permanencia en el Madrid con Rodrygo, el brasileño de 18 años que nunca había sido titular en esta temporada. Al ver la anónima actuación del extremo derecho, no la mejor de las apuestas.

La novedad anunciada fue la vuelta de Kroos, quien le regaló al menos algunas semanas más de trabajo a su entrenador. El primer y único gol del partido (18’) lleva su firma. Sin embargo, no se puede dejar de subrayar la importancia que tuvo Hazard, no solo por servirle un delicioso pase de la muerte que solo había que empujar en la red, sino también en toda la conducción del partido. En efecto, el belga fue el que más llevó de la mano al equipo, trayendo tranquilidad cuando los turcos empujaban y sabiendo acelerar cuando los suyos se relajaban.

El Madrid y el Galatasaray se parecieron mucho en un aspecto: ambos equipos pusieron en muestra una fase defensiva caracterizada por errores debidos a faltas de atención de lo zagueros y de filtro por parte de la medular. En concreto, los blancos tuvieron muchas dificultades en los primeros minutos, cuando Andone se acercó peligrosamente al gol, fallando dos ocasiones concretas en menos de dos minutos. Después de ellas, los turcos se fueron perdiendo momentum hasta a momentos desaparecer del partido.

Sin embargo, el Madrid demonstró dos evidentes diferencias con los turcos. Primero, un taso de calidad sumamente superior. Segundo, le experiencia en Champions. Y aunque las actuaciones de muchos siguieron siendo muy por debajo de sus posibilidades, el hecho de que no le hayan temblado las piernas ha sido la gran ventaja de los madridistas.

Al Madrid todavía le falta para clasificarse, pero ganó. A Zizou la almohada le va a parecer mucho más cómoda esta noche.

You may also like...

1 Response

  1. noviembre 6, 2019

    […] más probable es que el Madrid forme como lo había hecho en Estambul. Con respecto al último partido, entonces, volverían al once Marcelo y Fede Valverde. Sin […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *